La expresión natural del Movimiento. Importancia de los miembros inferiores y su flexibilidad

La expresión natural del Movimiento. Importancia de los miembros inferiores y su flexibilidad

“Según la forma de andar de cada cual, se puede ver si ha encontrado su camino. El hombre que se acerca a su objetivo ya no camina, baila” F:Nietzsche

Desde hace algunos años, el deporte se encuentra en constante evolución. En el tenis, por ejemplo, de Borotra a Borg, pasando por Rod Laver, las flexiones de piernas se han convertido en algo tremendamente importante.

rod laver

La potencia de los jugadores se ha incrementado, al igual que su rapidez. Con toda probabilidad,el material se ha mejorado claramente. No obstante, el progreso más significativo se observa a nivel de los miembros inferiores. Al flexionarse más, proporcionan estabilidad, movilidad, flexibilidad y fuerza.

Las artes marciales, el surf y el windsurf, el esquí de fondo, el baloncesto, el voleibol… todas ellas necesitan flexión de piernas y flexibilidad en los miembros inferiores.

El fútbol opone dos estilos de juego. El primero podría ser calificado como de “sudamericano”: el juego de las piernas es importante, el ritmo de los intercambios parece inspirado directamente en la música que inunda la gente de allí. La musculatura superficial está distendida y la energía contenida en el seno de los músculos profundos explota literalmente. El segundo, de origen europeo, utiliza esencialmente la fuerza de los músculos superficiales con toda su fragilidad. El futbolista “latino” ¡se divierte! y es tremendamente eficiente. Probablemente el mejor estratega, el jugador nórdico es más previsible. Las leyes que lo dirigen son más matemáticas, más militares y por lo tanto ¡asimilables y eludibles! El jugador ideal combinaría la estrategia y el ritmo, la decisión y la flexibilidad.

Algunas prácticas deportivas implican contracturas musculares que generan posturas viciadas o compensatorias. El ciclista que hunde la nuca es el mejor ejemplo, así que flexibilizar las articulaciones y estirar los músculos retraídos sería la regla más absoluta.

La flexibilidad se define como la calidad que posee un individuo para movilizar sus articulaciones en una amplitud máxima gracias a unos músculos suficientemente largos que favorecen la total libertad del movimiento. No obstante, tampoco se puede resumir en esta única aptitud:

“La flexibilidad depende de la economía, de la lógica, de la musicalidad del movimiento.”

Es bueno andar, nadar, estirarse… Nuestros músculos lo único que quieren es funcionar; respetémoslos. Además nos garantizan, mientras tanto y simultáneamente, un buen masaje gratuito de esos “viejos huesos” que, de lo contrario, desarrollarían esa fastidiosa tendencia a chirriar (o incluso a romperse). La vida es movimiento, y el movimiento es flexibilidad.

Coxofemoral

Las articulaciones de las caderas merecen un interés muy particular: son una verdadera encrucijada entre las partes superiores e inferiores del cuerpo. Su grado de apertura debe ser máximo. Su flexibilidad debe permitir, en cualquier circunstancia, utilizar de la mejor manera las fuerzas transmitidas por las piernas. Desempeñan una función de amortiguación para la columna vertebral. Una musculatura larga permite a cada uno de los segmentos recuperar de forma natural su mejor posición.

Por encima de una pelvis situada en anteversión, la columna vertebral se erige libremente.

La osteopatía atribuye a los miembros inferiores un papel de verdadera bomba respecto al corazón. Es importante ponerlos en movimiento, evitando las compresiones principalmente a nivel de las articulaciones del las rodillas. Esta activación favorece la circulación de retorno.

“Nuestro cuerpo es nosotros mismos. Es nuestra única realidad tangible. No se opone a nuestra inteligencia, a nuestros sentimientos, a nuestra alma. Los incluye y los arbitra. Así, tomar conciencia del propio cuerpo es darse acceso a al propio ser al completo… puesto que cuerpo y alma, psiquismo y físico, e incluso fuerza y debilidad, no representan la dualidad del ser, sino su unidad”

Para respetar la fisiología del movimiento natural, conservamos constantemente en la memoria la frase del célebre bailarín Serge Lifar: ” En el origen era la danza, y la danza estaba en el ritmo, y el ritmo estaba en la danza. Al principio era el ritmo, todo se hacía para él. Sin él nada se puede llevar a cabo”

Fuente: “Maestros y claves de la postura” Michel Freres; M-B. Mairlot

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
×